Los nidales Vencomatic incorporan cintas de huevos que transportan automáticamente los huevos hasta la parte delantera de la nave. La característica exclusiva de estas cintas es la forma cuadrada de sus orificios. Estos orificios sujetan el huevo, evitando que pueda moverse más. De esto modo, existe un contacto mínimo entre la cinta y los huevos, lo que asegura la calidad del huevo.