El diseño Clima+ se puede ampliar con una unidad de calentamiento posterior para alcanzar unos resultados aún mejores durante los períodos de mayor frío. El aire acondicionado del intercambiador de calor se lleva a la temperatura deseada gracias al calentador integrado antes de llevarlo al  allinero. Esto le permite controlar la temperatura del gallinero y mejorar el rendimiento del ave. Este diseño le permite utilizar el Clima+ 1000 durante todo el año. Para los gallineros de cría, esto también significa que ya no serán necesarios los calentadores adicionales, lo que reduce los costes energéticos.