Una manipulación cuidadosa de los huevos ha constituido la actividad principal de Prinzen durante más de 30 años. Prinzen comenzó con la creación de máquinas destinadas a los huevos para incubar, reconocidas por realizar una manipulación de los huevos extremadamente cuidadosa y una configuración de las puntas hacia abajo sin igual. Se ha diseñado una gama especial de máquinas para el mercado de los huevos de mesa teniendo en mente las siguientes palabras clave: sencillez, compacidad y seguridad. Estas máquinas combinan manipulación cuidadosa y velocidad, de modo que es posible recoger de forma rápida y sencilla los huevos de mesa en granjas de cualquier tamaño.