El diseño de Clima⁺ 200 le permitirá controlar totalmente el clima en su nave de aves reproductoras en todo tipo de condiciones climatológicas con un uso óptimo de la energía. Para este diseño, utilizamos el intercambiador térmico Clima⁺ 200 para calentar el aire fresco del exterior con aire caliente tomado del interior de la nave. Junto con la elevada eficiencia térmica del intercambiador de calor de hasta un 80 %, el uso del aire precalentado se optimiza aún más mediante su distribución a través del sistema Louvre. Un software inteligente, desarrollado basándose en una comprensión exhaustiva del control climático en naves avícolas, controla esta tecnología. De este modo, obtenemos el máximo beneficio de nuestros equipos, lo que se traduce en un ahorro sustancial de costes de calefacción y en una reducción de las emisiones de CO².

Gracias al diseño de Clima⁺ 200, podrá crear un clima perfecto y constante en la nave, lo que tendrá como resultado una calidad óptima de la yacija y una reducción de las emisiones de amoniaco.