Huevos

«Nuestro huevo-robot garantiza la calidad de nuestras máquinas»

Lectura de 2 min publicado en 10 abril 2021
Gregg

«Si queremos abastecer a los avicultores con máquinas empacadoras en la que confiamos el 300 %, tenemos que estar seguros de que es perfecta. Lo sabemos gracias a Gregg». 

En Prinzen, Sander Luiten y Patrick te Lindert se encargan, entre otras cosas, de montar las empacadoras de huevosla calidad es de suma importancia para ellos. Gregg, un huevo robótico de desarrollo propio repleto de electrónica, es una valiosa herramienta en este sentido: «Si las pruebas muestran que una máquina no cumple nuestros requisitos, no saldrá de la fábrica. Tenemos que estar completamente satisfechos». 

 

¿Quién es Gregg? 

Patrick nos lo explica a continuación: «Gregg es una especie de huevo robot; utilizamos 10 piezas para las pruebas. Todos los huevos están llenos de sensores; cuando los huevos ruedan sobre la empacadora y chocan entre ellos, se registra la fuerza liberada. Cada toque en la máquina recibe un número y al final de la prueba sale un número final. Por supuesto, la nota obtenida debería ser un suficiente, como en la escuela». 

«Hasta ahora, teníamos que afinar la empacadoraa ojo, pero ahora notamos que se pierde mucho. De este modo, reducimos la proporción de roturas, lo que es importante para los avicultores, por supuesto. 

¿Solo se utiliza Gregg internamente? 

Sander nos lo explica a continuación: «Sí, pero pronto también llevaremos los huevos Gregg a los clientes para ver si todo funciona correctamente después de la instalación. Las primeras pruebas muestran que los valores de la máquina que medimos en Prinzen no difieren mucho de los valores después de la instalación en las granjas, así que eso es bueno. Tampoco tenemos que hacer las pruebas en las granjas nosotros mismos; con alguna explicación, un vendedor o un distribuidor podría hacerlo también. Los distribuidores también pueden alquilar huevos Gregg». 

«Todas las máquinas que salen de aquí se prueban con el huevo Gregg; si el número es demasiado bajo lo mejoramos. Una prueba dura 10 minutos; la realizamos paso a paso. No es muy demandante en cuanto al tiempo, por supuesto, en función de la primera puntuación. Así que con poco esfuerzo podemos evitar problemas en el futuro, y de eso se trata. De momento, seguimos utilizando el informe de pruebas internamente, y en el futuro también lo recibirá el cliente». 

¿Cuáles son las ventajas de Gregg? 

Patrick manifiesta: «Por supuesto, esperamos que, gracias a Gregg, el cliente minimice las roturas en la medida de lo posible y gane más. Esto también encaja con nuestra visión, queremos ofrecer una calidad óptima. Esto es realmente importante en el ámbito de los huevos para incubar, pero también en el ámbito de los huevos de mesa. Por ejemplo, una máquina que ha sido ajustada y probada por alguien siempre será revisada por otro compañero. La calidad es primordial en Prinzen, lo llamamos «el suave camino del huevo»: el manejo cuidadoso de los huevos». 

«Con Gregg, hemos aprendido lo importante que es que los especialistas ajusten las máquinas; hay que saber lo que se hace. Gregg es una gran herramienta, pero hay que utilizarla de la manera correcta para que la máquina alcance un nivel superior. Por ejemplo, es necesario saber qué es un ajuste de puntos o qué son los puertos de entrada. No consiste en aprender ningún truco, hay que conocer la máquina a fondo. Afortunadamente esto ha sido reconocido por Prinzen». 

Contacta conmigo

Picture of Edwin Vlems

Publicado por

Edwin Vlems
Edwin Vlems es el director de marketing del Grupo Vencomatic.

Haga crecer su negocio con
el menor impacto medioambiental

Dos cosas que todo el mundo ama.